La Autoría en WordPress y porqué te interesa

La Autoría en WordPress y porqué te interesa

La Autoría en WordPress y porqué te interesa.

Cuenta la leyenda que hace tiempo existía una red social llamada «Google+» (pronunciado «Guguel plus») o «G+» para abreviar.

Esa red social ha dejado de estar disponible al público general, pero aún está para empresas.

Aunque lo importante no es eso, es que creó una tendencia nueva: lo importante de los artículos es su autor y la cantidad y extensión de los artículos, se califican para aumentar la reputación personal.

En aquellos momentos, Google apostó por su red social, hasta el punto en que el efecto de las publicaciones de un autor, estaban ligadas a su cuenta de G+ y su actividad influía en el posicionamiento del blog.

La Autoría en WordPress y porqué te interesa.

Hoy por hoy «G+» ya no es una influencia directa en el posicionamiento, pero eso no significa que el concepto de la «Autoría» ha desaparecido.

La mayoría de los temas, nos permiten presentar el nombre del autor en cada una de las entradas de la bitácora, pero eso está limitado a los usuarios, es decir, para los que escriben directamente estando registrados en la copia de WordPress.

Si no estás registrado, si por ejemplo envías por correo un artículo al editor, no hay forma de que el editor de crédito a quien escribió el artículo, porque no es un usuario registrado.

Ese problema lo solventan algunos plugin de autoría, el que yo he visto mejor provisto de herramientas y posibilidades, se llama «Molongui» (https://es.wordpress.org/plugins/molongui-authorship/) por desgracia este plugin sólo está disponible en inglés (al momento de escribir esto).

Con este plugin puedes dar crédito a los autores de artículos que no son tuyos. Pero en cualquier caso, lo importante es que tu bitácora tenga contenidos interesantes para tu público objetivo y que sean únicos.

Con únicos me refiero a que su redacción no sea un plagio, que se produce cuando el contenido es copiado de otro sitio.

Y copiado significa copiado; si eres los suficientemente bueno en tu campo, podrás generar contenido totalmente original; aún así, hay ocasiones en que leer el contenido de otros, te inspira. Si escribes un contenido basado en un contenido ajeno, no es una copia y, no hay nada malo en inspirarse en otros.

La copia se produce cuando tomamos literalmente algo escrito por otra persona y lo plasmamos en nuestra bitácora «verbatim» (palabra por palabra). Y eso tiene un nombre: plagio.

Aparte de las posibles consecuencias legales, este comportamiento afectará tu reputación como editor y a la reputación de tu bitácora, con posibles severas consecuencias por parte de los buscadores y el posicionamiento.

Si escribes todas tus entradas en la bitácora, ya sabrás si en algún caso has «plagiado» contenido o no, pero si en tu bitácora publicas contenido cedido por otros autores, te recomiendo que tengas cuidado.

Indudablemente tú sabrás de la reputación y fiabilidad de quienes colaboran contigo, pero en caso de duda, mejor cerciorarse.

El contenido no ha sido copiado
El contenido no ha sido copiado

Para asegurar que un texto no es un plagio, existen varios servicios online. Uno de los más usados y que uso yo, que además admite varios idiomas, es «Prepostseo» (https://www.prepostseo.com/es/plagiarism-checker).

No es único y los hay para diferentes idiomas, aunque insisto, este funciona bastante fiablemente.

La expansión de las publicaciones digitales, ha causado un gran revuelo en lo que concierne a los derechos de autor. Muchas personas piensan que si tu contenido está accesible de forma pública, ya puede copiarse libremente y no es así.

Hay diferencia entre «acceso público» y «dominio público». Cada autor tiene derecho a publicar sus escritos bajo una licencia más o menos restrictiva, desde la de «Todos los derechos reservados» hasta la de «Acceso y dominio Público».

Si un escrito ha sido publicado con un «copyright», lo adecuado y legal es solicitar «por escrito» el permiso «por escrito» del autor para la republicación del todo o parte de su obra.

Otras licencias permiten la replica o republicación siempre que se cite la fuente y se den créditos al autor.

En cualquier caso, aún si consigues el permiso por escrito del autor, ten en cuenta que los buscadores no tienen forma de saber si tiene o no el permiso y, si sus motores detectan una página con el mismo contenido publicada con anterioridad por otro autor, serás penalizado por plagio.

Recuerda por favor, ¡diviértete!


Canales de Telegram: Canal SoloWordpressCanal SoloLinux 


¡Espero que este articulo te sea de utilidad, puedes ayudarnos a mantener el servidor con una donación en PayPal, o también colaborar con el simple gesto de compartir nuestros artículos en tu sitio web, blog, foro o redes sociales!

¡Tus comentarios y preguntas nos ayudan a mejorar, por favor comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies